Soldabilidad por Aire Caliente

La soldabilidad por aire caliente es lograda durante el proceso de embobinado por medio de un chorro de aire caliente. La temperatura del aire caliente en el embobinado, usualmente entre 140°C y 230°C, depende del calibre del alambre, la velocidad de embobinado, y del tamaño y forma de la bobina. Este método es recomendado para la mayoría de las aplicaciones. Es efectivo en costo para alambre fino y es recomendado para los calibres 0,010 - 0,14 mm.

Ventajas

DesventajasRiesgos
Soldabilidad por Aire Caliente- rápido
- proceso estable y fácil
- fácilmente automatizable
- contaminación de herramental

Soldabilidad por Solvente

La soldabilidad por Solvente es lograda por la aplicación de solventes adecuados, como alcohol desnaturalizado, durante el proceso de embobinado. El solvente puede ser cepillado, rociado o aplicado con felpas durante el embobinado. Este método es el menos recomendado ya que existe la posibilidad de que residuos de los solventes permanezcan en en la bobina y contaminen el asilamiento base. Por esta posibilidad, este método debe ser considerado solamente si el proceso de embobinado consiste en un pequeño número de vueltas. Para eliminar los residuos potenciales de solvente y asegurar un completo endurecimiento, es recomendado calentar la bobina en una cámara de calor.

Ventajas

DesventajasRiesgos
Soldabilidad por Solvente- maquinaria sencilla

- emisión de solventes

- difícilmente automatizable

Soldabilidad por Horno

La soldabilidad por Horno es lograda por un tratamiento térmico a la bobina terminada en una cámara de calor. Dependiendo del tamaño de la bobina el tratamiento térmico de 5 a 30 minutos a una temperatura de 130°C a 220°C son necesarios para obtener un tratamiento uniforme de las bobinas. Por el prolongado tiempo necesario, la soldabilidad por horno puede no ser económicamente viable para algunas aplicaciones.

Ventajas

DesventajasRiesgos
Soldabilidad por Horno- proceso post horneado incluido

- exravagante

- tardado

- contaminación de herramental

Soldabilidad por Resistencia

La soldabilidad por Resistencia es lograda a través de una corriente eléctrica (calor por resistencia). La intensidad de la corriente depende del tamaño del alambre y de la bobina. La soldabilidad por resistencia es efectiva para calibres mayores a 0,10 mm, pero se debe tener cuidado de no sobre calentar el centro de la bobina ya que puede agrietar o destruir el aislamiento base, trayendo como resultados cortos circuitos.

Ventajas

DesventajasRiesgos
Soldabilidad por Resistencia

- proceso rápido y eficiente en energía

- fácilmente automatizable

- difícil establecimiento de parámetros de proceso- aplicación de calor en exceso